Tal vez a todos por lo menos una vez en la vida nos toque recurrir a prestamistas particulares valencia, o en otro lugar, o a un crédito del banco, y bien sea por un negocio, necesidad, enfermedad, etc., es una responsabilidad sumamente importante. Sin embargo, conseguir uno no siempre es tarea fácil y en ocasiones, los bancos prefieren hacer caso omiso y sin importar qué tanto lo necesites, tu préstamo no es concedido.

Es en ese momento entran en el juego los prestamistas particulares sin propiedades o con ellas. Sin duda alguna, es muy probable conseguir un préstamo con ellos donde otras entidades prefieren evitar el riesgo. Por eso, a continuación te mostramos toda la información respectiva a los mismos y demás aspectos muy importantes.

¿Qué es un prestamista particular?

Antes de seguir hablando sobre los prestamistas particulares debemos entender qué son, solo así, se pueden evitar confusiones en cuánto a otro tipo de prestamistas o entidades.

Un prestamista privado o particular se trata de una persona o empresa quien concede préstamos de una amplitud de tipos. Los otros tipos de prestamistas suelen ser bancos o instituciones financieras con roles parecidos. A diferencia de ellos, los particulares, aunque sí están regularizados y cumplen con una función totalmente legal, no necesitan de una aprobación de otras organizaciones públicas como los bancos centrales.

prestamistas particulares

¿No es ilegal pedir un préstamo privado?

A lo largo de los años se han creado muchos rumores y estigmas en cuánto a si es una actividad ilegal o no. Si es una idea creada por el desconocimiento o por la molestias de las entidades financieras, nunca lo sabremos. De lo que sí podemos estar seguros es de estar hablando de un comercio totalmente legal y regulado.

Y si te parece difícil de creer, basta con echarle un vistazo a la Ley 16/2011 del 24 de Junio. En ella, se regulan los préstamos privados y personales y se establecen las responsabilidades en el negociación y acuerdo, tanto del prestamista como de quién solicita el préstamo.

Así mismo, la Ley 2/2009 del 31 de Marzo regula los préstamos igualmente privados, pero en esta ocasión, con bienes inmuebles de por medio, es decir, cuando se crea un préstamo hipotecario. Igualmente en ella, se habla de las obligaciones de los dos beneficiados y de sus consecuencias si una de las dos partes rompe con lo establecido previamente en el acuerdo.

Además, para asegurarte de estar trabajando con prestamistas particulares fiables, no solo deben estar registrados en un fichero público, sino, además, deben contar con el aval de al menos un banco y tener un seguro de responsabilidad civil para la protección de sus usuarios. Así mismo, por supuesto, deben cumplir con la normativa de transparencia financiera.