Cualquier persona que esté buscando adquirir una propiedad, busca planes para poder financiar la compra del inmueble. Al ser de tan elevado costo, muchos prestamistas particulares ofrecen distintos planes de financiamiento, que te ayudan a ir pagando poco a poco el valor de la vivienda. Es muy importante saber dónde y cómo se pueden conseguir esos planes, por lo que en este artículo te enseñaremos cómo se consigue un prestamista hipotecario.

La manera en la que se puede conseguir un prestamista hipotecario varía, ya que no hay una única institución que otorga estos préstamos. Estos van desde bancos privados, compañías de préstamos hipotecarios, e instituciones de ahorro.

¿Cómo puedo buscar un buen prestamista hipotecario?

La clave está en buscar muchas opciones de prestamos hipotecarios. Lo recomendable es que busques en bancos de renombre en primer lugar, y vayas teniendo en cuenta todas las opciones. Trata de consultar en todo tipo de instituciones que ofrezcan este servicio. Entre más opciones tengas, mejor va a ser a la hora de tomar el plan que mejores condiciones te ofrezca.

Lo ideal es que tengas en cuenta que las bajas tasas de interés son claves. Ya que estos planes de financiamiento no son más que prestamos de altas sumas de dinero, que poco a poco vas pagando. Todos estos préstamos tienen tasas de intereses, por lo tanto, es recomendable que tomes los mejores porcentajes de intereses posibles, para ahorrar en tu presupuesto, y que no termines pagando tanto.

Aspectos importantes a la hora de buscar un prestamista hipotecario

Ten en cuenta también la cantidad de cuotas a pagar y el tiempo que se te da para abonarlas. Inicialmente, si son muchas cuotas pequeñas, tienden a pagarse en mucho tiempo, por lo que no será tan alto el costo de la cuota, pero serán más duraderos los prestamos privados, y estarás más tiempo bajo la deuda.

Así mismo, si las cuotas son más elevadas, usualmente se pagan en menor tiempo, y a pesar de que sea más alto el valor de estos pagos, vas a estar atado a la deuda menos tiempo. Ya todo esto sería cuestión de análisis para ti, y para que consideres qué es lo que más te conviene.

Otras alternativas

Si se te dificulta poder conseguir prestamos de los bancos tradicionales, porque no tienes el crédito suficiente para aplicar, puedes apelar a otra solución. Un prestamista hipotecario privado es aquella persona que efectúa estos préstamos, aunque no tenga la seguridad jurídica que tiene un banco.

El problema a la hora de buscarlos, es que no suelen tener renombre como los bancos e instituciones afines, por lo que su conocimiento y popularidad suele darse por boca a boca, es decir, no tienen publico conocimiento. Por esta razón, es un poco más complicado poder encontrar prestamistas confiables.

Aspectos a favor

Algunas características que tienen, y los bancos en cambio no poseen, son la optimización de los tiempos. Esto se debe a que un prestamista privado no establece tantos procedimientos burocráticos como los bancos. Es por esto que acceder a estos prestamistas particulares fiables suele ser más fácil y más rápido.